El juez da la razón a Google Books

Google-book-store-logo

 

Más de ocho años después de que el Gremio de Autores estadounidense emprendiese un litigio en su contra por violación de copyright, Google ha conseguido convencer a Denny Chin, un juez de Nueva York, de que el uso que su plataforma Google Books realiza de los libros que comparte es lícito y, además, beneficia a la sociedad.

En concreto, el tribunal de distrito estadounidense ha dictaminado que la reproducción que Google realiza de dichas obras es legítima, porque transforma el texto impreso en contenidos que pueden ser buscados y explorados digitalmente a través de palabras clave.

La decisión del juez también defiende que Google impide que sus usuarios copien libros de los que nos poseen los derechos mediante un mecanismo que solo reproduce extractos, haciendo que, al menos, una de cada diez páginas de cada obra no esté digitalizada.

Un litigio que nunca terminaba de resolverse

Aunque Google alcanzó en 2012 un acuerdo con los editores norteamericanos mediante el cual obtenía el consentimiento de éstos para digitalizar todo excepto aquellas obras que las editoriales le negaran expresamente, nunca llegó a pactar con los autores de los libros. Tras firmar un acuerdo con ellos en 2009, después de que se presentaran muchas objeciones particulares al mismo, éstos decidieron revisarlo, y el proceso se ha alargado hasta hoy.

Google siempre se ha defendido alegando que digitalizar extractos de más de veinte millones de libros y ponerlos a disposición de su motor de búsqueda sí constituye un uso lícito de la propiedad intelectual, puesto que la acción beneficia a la sociedad y a los autores y, además, no daña a estos últimos en modo alguno.

En los argumentos para su defensa, Google se ha acogido al uso de la propiedad intelectual, contemplado por la ley norteamericana, que supone crítica, comentario, información, enseñanza y/o investigación a partir del texto reproducido. La compañía alega también que el uso que hace del copyright es transformativo, puesto que la búsqueda online del contenido de los libros transforma estas obras al darles un nuevo propósito. Los autores demandantes, en cambio, no creen que Google aporte ningún nuevo valor o significado a sus creaciones.

Sin embargo, el juez ha decidido dar la razón a Google, señalando que el uso que el gigante de Internet realiza de los libros en su plataforma Google Books mantiene una consideración respetuosa hacia los derechos de autor, sin producir impacto negativo alguno en sus creadores y titulares.

La compañía se ha congratulado de la decisión judicial en un comunicado, recogido por AllThingsD, en el que se ha declarado totalmente “encantada” con el dictamen. “Google Books cumple con las normas de copyright y funciona como el catálogo de una biblioteca digital que da a los usuarios aquellos libros que desean comprar o tomar prestados”.

Fuente: Ticbeat.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s